domingo, 6 de diciembre de 2015

JONAS RABO SE AUSENTA DE LA OFICINA




-Señor Zángano.
-Sí, dígame señorita Coño.
-Jonás se ha tenido que marchar.
-¿Y eso?
-Tenía dolor de polla.
-Entiendo.  Gracias.
-Ahora le traigo los informes que me pidió.